Tractis, o como ser un visionario y no morir en el intento

Este proyecto me apasiona desde el primer día, por mi relación con la gestoría de mi familia, conozco bien el tema y me parece un intento encomiable tratar de convencer a inmovilistas como son los juristas de que el tiempo del papel a llegado a su fin.

Espero que iniciativas como esta hagan posible un mundo de ciencia ficción como el que imaginaba Verne.