Más sobre el compromiso en la empresa

Escribiendo un comentario en un post de Pilar Jericó, uno de mis feeds imprescindibles, me ha salido un post sobre uno de los temas más complicados en una empresa: el compromiso.

En las empresas de servicios el compromiso con la tarea que se desempeña es imprescindible, llevado al extremo una persona solo realiza el trabajo si quiere hacerlo. El grado de compromiso marca el esfuerzo que se dedicará, aunque el resultado final depende de muchas otras cosas.
Idealmente, una empresa debe contar con gente comprometida con su proyecto, pero la naturaleza del compromiso de la compañía y del empleado variará inevitablemente, por lo que tendremos que construir estructuras organizativas que puedan adaptarse a los cambios que sufrirá la relación empleado/compañía. Continúa leyendo Más sobre el compromiso en la empresa

Anuncios

¡Más madera, es la guerra!

Llega la hora de la verdad para nuestra economía, los últimos 15 años hemos crecido mucho con un esfuerzo moderado, la coyuntura de los países cercanos y nuestra situación de partida han favorecido el milagro de nuestra economía. Tal vez, porque no, también cierto savoir faire. Así que nos hemos plantado en 2008, con 5 años de avisos por parte de los economistas (antes agoreros) de que había que cambiar algunas cosas y nosotros hemos ido pasando con lo del vuelva usted mañana.

El pasado es un recuerdo.
El futuro es un anhelo.
El ahora es un regalo, por eso se llama presente.

Ahora, es el momento de demostrarnos a nosotros mismos que lo que hemos construido es más solido de lo que aparenta y que con ilusión podremos seguir avanzando. Tal vez sea porque fue mi profesor de estrategia que vemos el futuro de forma similar, sea por lo que sea, la visión de Gustavo Mata y la mía no pueden ser más parecidas.

Ante la crisis buen animo y compromiso. Un ejemplo de lo que se puede hacer trabajando y disfrutando es el software libre, es hora de aplicar sistemas basados en la colaboración y la meritocracia, buscando el bien común a través del desarrollo de nuestras ilusiones y no de nuestras frustraciones. Todos somos responsables de lo que pasa en nuestro entorno, girar la cara hacia papá Estado para que solucione nuestros problemas no va a funcionar, así que hay que buscar formas de ser feliz por uno mismo (que incluye tener un trabajo digno y que nos garantice una seguridad futura).

El compromiso, la lucha diaria con uno mismo

Pilar Jericó en este apunte explica como conseguir el compromiso dentro de una empresa, es un decálogo, muy interesante.

Me gustaría añadir algunas ideas fruto de mi experiencia como gerente. La primera y más importante es que no solo debe ser reciproco, sino que empieza con el compromiso con uno mismo. En una pequeña empresa, el problema no es que el mensaje pueda llegar distorsionado desde la lejana central, sino que no exista el compromiso necesario del empresario o gerente, con su propia labor. Más o menos lo que Pilar comenta en su noveno punto.

Otra experiencia propia es que el compromiso requiere exigencia, la gente se compromete si se le exige, esta experiencia nace de mi dificultad para exigir a los demás, porque me ha costado mucho exigirme a mi mismo.  Ahora me exijo más a mi y más a los demás. Exigir no es maltratar ni ser intransigente, sino definir objetivos claros y alcanzables que cumplir a tus colaboradores (y ti mismo). Así que comprometerte es laborioso, pero tiene grandes recompensas.

Gracias a todos los que cada día trabajan codo con codo conmigo para llevar adelante este proyecto.