“Con la que cae”

La expresión tiene su gracia, la oigo con mucha frecuencia últimamente y si no fuera porque tras esta, simpática, frase de cuatro palabras hay un horizonte de cuatro millones de parados,  deflación,  recesión económica*, … incluso sonreiría al oírla.

Los datos macroeconómicos son escalofriantes, cuesta afrontar con entereza el momento de leer las páginas de economía del periódico, de escuchar las noticias, ver los debates, repasar los feeds, … pero la vida continua. Aquí en Baleares nos vanagloriamos y felicitamos por haber creado 80 (si, ni uno más ni uno menos) puestos de trabajo en el mes de febrero y no es para menos en un momento en que se destruyen millones de trabajos en todo el mundo. Son momentos dificiles, estamos en lo más crudo del crudo invierno, aunque es posible que todavía no hayamos llegado a lo más crudo de la cruda crisis.

Al ver toda esta destrucción, para mi esta incertidumbre, esta sensación de vertigo ante el absoluto abismo que se presenta ante nosotros, me recuerda sobretodo las ruinas de un edificio en mitad de un gran solar abandonado, como decía, esta destrucción me plantea infinidad de preguntas, que puedo resumir en una:

¿Que hacemos ahora para solucionar esto?

Podría citar a algún filósofo, político, escritor, un refrán popular, … y muchos de ellos me servirían para reflejar lo que es para mi una evidencia: simplemente hay que continuar. El modelo económico actual esta en entredicho, no solo por esta crisis, sino por los miles de millones de personas en el mundo que viven en condiciones infrahumanas y por los pocos millares que amasan bienes más allá de toda lógica. La gente de Darfur, no se pregunta como podrá pagar la hipoteca de su nuevo pisoDePrimerasCalidadesQueComprePorEncimaDeMisPosibilidadesPorqueElBancoCabrónQueríaSacarmeLosCuartos, se pregunta si tendrá que comer. Pero eso no le impide levantarse cada mañana a cumplir con la más dura de las rutinas, vivir,  ante un problema las personas continuamos. Caemos, nos levantamos. Así tiene que ser, hay que mirar más alla de los datos, más alla de las perspectivas, más alla de nuestros miedos y avanzar, con tiento si, pero avanzar. Cada uno avanzará a su manera, con sus ideales de futuro, pero debería apoyarse en el de al lado, garantizando que su esfuerzo personal suma. La humanidad es una especie gregaría y necesitamos colaborar para salir adelante, con la que esta cayendo todos deberíamos arrimar el hombro para que al salir, juntos, de esta crisis el mundo sea un poco más justo y puedas contar a tus nietos, que estuviste allí y corriste delante de los grises (perdón es es otra historía).

Me gusta mirar adelante con optimismo, ahora cuesta, pero precisamente por eso hay que hacerlo. Mi forma de contribuir es trabajar para que mi empresa funcione y poder garantizar el mayor numero posible de empleos, pero también pensar en como puedo ayudar a crear una conciencia de grupo mayor en mi entorno, para que crisis como estas sean lo peor que nos puede pasar (a mi, a ti, al desplazado de Sudan, al palestino o al israelí, al Colombiano, al trabajador polaco en Inglaterra, …. a cualquiera).

*Hablando solo de España, porque en el mundo simplemente no me bastan los dedos para contar.

Anuncios

Un comentario en ““Con la que cae”

  1. Ha dicho varias claves fundamentales: Optimismo, humildad y colaboración. Las crisis ayudan a cambiar los paradigmas sociales y estoy también segura que cómo para salir hemos de regresar a estos valores. Un post muy interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s