Pues no veo la crisis por ningún lado

Yo, si que la veo, pero ya me ha pasado en varias ocasiones que alguien me ha hecho este comentario (normalmente funcionarios, pero no exclusivamente), salvando las distancias es una afirmación del tipo: no creo que el Holocausto nazi ocurriera. Cuando más de tres millones de personas están sin empleo, miles de empresas tienen que cerrar y las que no, tienen que hacer malabarismos; es obsceno oir algo así.

Otro amigo me decía el otro día que la culpa de todo la tienen Ronald Reagan y Margaret Thatcher con su política ultra-liberal que ha llevado al proteccionismo de los privilegiados (directivos de grandes empresas) y a la absoluta indefensión de la mayoría ante los abusos de los poderosos. Estoy convencido que las decisiones que se tomaron entonces, han tenido su efecto, pero tanto como para ser la razón por la que hemos llegado a esta situación, es darles demasiada importancia.

No hay duda de que estamos en un periodo complicado y que a alguno le sean indiferente las dificultades de los demás no es una novedad. Pero desde esta atalaya que es una pyme, os aseguro que el futuro deberemos ganarnoslo, no hagais caso de los que intenten convenceros que no tenemos futuro, pero tampoco de los que os digan que va a ser sencillo.

Anuncios

3 comentarios en “Pues no veo la crisis por ningún lado

  1. Hace poco que colgué un post con un enlace a la conferencia de Xavier Salas con respecto a la crisis.

    Realmente, se trata de una crisis financiera que afecta a las empresas y en especial a la construcción por la caida del precio de las viviendas.

    Como este sector emplea a otros muchos, son muchas también las empresas afectadas.

    Adicionalmente, está el problema de que las entidades de evaluación de riesgos han sufrido una profunda desnaturalización y las entidades financieras han perdido la capacidad de elaborar tasaciones realistas sobre las garantías crediticias.

    El ciudadano de a pie, cuya empresa se dedica a una actividad lejana a la construcción y al turismo, sigue cobrando la misma nómina que antes, ergo no se ve realmente afectado por la crisis. Es más, después del dato de inflacción de 2008 al ciudadano le da una alegría que no suban los precios.

    Yo soy “usuario” de la afirmación que comentas, pero siempre con cautela. Ni todo lo que se ve es crisis ni todos los descensos de facturación son consecuencia de la crisis ni todos los despidos son por insolvencia.

    Esta es una crisis que castiga al empleador y empleado precarios, no especializados y eternamente dependientes de la financiación por no tener nunca un duro en caja.

    Ya lo dije una vez: es la era del talento, no del crédito.

    Un abrazo.

    1. La verdad es que la crisis podría ser mucho más que un problema puntual de las financieras, constructoras y automovilísticas. Aún es pronto para saber, si es el necesario ajuste de la economía global hacia un modelo social común para toda la humanidad, donde no haya parías solo por su lugar de nacimiento, donde las castas que rigen el mundo actual desaparezcan o es simplemente la avaricia de unos pocos que ha tumbado casi diez años de bonanza económica.
      Tal vez no sea esta todavía la crisis definitiva, pero el modelo social actual de la economía globalizada no es sostenible y será necesario que cambien muchas cosas y en el primer mundo lo viviremos como una crisis, eso es seguro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s