Prostituir las palabras

Algunos políticos tienen la mala costumbre de cambiar el significado de las palabras para adaptarlo a su parecer. Normalmente sin mala intención, simplemente porque suena mejor. El último ejemplo lo tenemos en esta iniciativa (visto en ecuaderno), donde dicen: pluralidad, podrían haber dicho: control y las medidas serian las mismas. El trabajo de los gobiernos es garantizar los derechos de sus gobernados, crear derechos nuevos según las necesidades cambiantes de la sociedad y administrar los recursos necesarios para garantizar esos derechos. Todo lo demás es abuso de poder.

Quieren garantizar la pluralidad de la información, a mi parecer una de las bases de la democracia y del desarrollo de la sociedad, bravo por ellos. Pero solo se les ocurre fiscalizar a los que generan el contenido. Desean garantizar el acceso de la mujer al trabajo y su mejor solución es empeorar la empleabilidad de los hombres, así tenemos todos igualdad de oportunidades. Su propuesta para igualarnos con los discapacitados físicos será obligarnos a todos a ir en silla de ruedas y atarnos las manos a la espalda.

Los blogs son un foro que no controlan, un lugar en que, tu y yo, podemos decirle a la cara lo que nos parece mal y miles de personas, millones, pueden leerlo. No pueden poner anuncios en nuestras web, son demasiadas, para acallar las críticas y no pueden colarnos que para garantizar la pluralidad de la información se deba controlar a quien la crea.

La libertad de expresión no puede supeditarse por ejemplo a que se pueda ofender a algún fanático religioso, que es lo que dice la directiva, “whereas cases where freedom of expression conflicts with respect for religious and other beliefs have recently acquired more prominence”.

Me podría parecer bien que las empresas tengamos que informar de la procedencia de la información y puedo entender la preocupación de que algunos derechos, como el de la intimidad o el honor, sean hoy dificiles de garantizar por parte de los estados, pero la solución no es controlar los blogs, ni comprometer la neutralidad de la red. La única solución es educar a la gente, crear leyes que penen a los que atenten contra los derechos de otros y agilizar la justicia. Si continuamos así, pronto tendremos la agencia de pre-crimen.

Prostituyen las palabras, porque en un mundo de titulares, “controlar los medios” no consigue votos y “pluralizar”  si. Prostituyen las palabras porque requiere mucho esfuerzo encontrar solución a cuestiones complejas y muy poco esfuerzo crear titulares bonitos e informes inutiles.

Anuncios

Un comentario en “Prostituir las palabras

  1. Quines idees més bones que té senyor Okkum. Des de fa setmanes estic enganxada al seu blog. Moltes gràcies per compartir les seves idees. Atentament, Belaina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s